Recetas Caseras

Deleita tu paladar con estas riquisimas recetas caseras de la abuela Nona!!

Recetas

Chorizos a la Pomarola

Los chorizos a la pomarola son una receta tradicional, que no tienes que dejar de llevar a cabo. Es un plato que bastante gente tienen miedo de hacer, dado que frecuentemente no esta listo como corresponde y por esa razón puede caer muy pesado gracias a la cantidad excesiva de grasa que tiene el chorizo.

Pero no te impacientes, si deseas hacerlos igual,sigue la receta literalmente y te saldrán unos chorizos espectaculares…¡volverás loco a alguno con este plato! Es perfecto para cuando tenes gente invitada a comer, dado que no transporta varios elementos y es muy simple de hacer.

chorizos-a-la-pomarola

Ingredientes:

  • Cuatro horizos parrilleros
  • Una Cebolla grande
  • Un diente de ajo
  • Un Morrón rojo
  • Un Morrón verde
  • Dos medidas de cuchara de aceite
  • Una lata de tomates
  • Media taza de Agua caliente
  • Media taza de caldo de verduras
  • Laurel una hoja
  • Aceite dos cucharaditas
  • Ají molido, Pimentón, Sal y pimienta (A gusto del cocinero)

A continuación te contamos como se prepara.

Un comentario en «Chorizos a la Pomarola»

  • Los he preparado más de una vez. Es correcto lo del hervor pero, de mi parte, primero los separo de a uno y con el mismo cuchillo que emplee para dividirlos, le efectúo unos pequeños cortes por la parte interna de la curva que, generalmente, tienen los chorizos. Cumplido el tiempo del hervor, apago el fuego, extraigo cada chorizo pinchado con un tenedor de dientes afilados y con el cuchillo y efectuando un corte total de la piel del mismo lado en que efectué los pequeños cortes y la extraigo. Esto lo efectúo el día antes de la preparación completa del plato, dejando los chorizos (luego de que se enfríen naturalmente), en el refrigerador.
    Lo primero que coloco en la sartén son los chorizos que por acción del calor, secretan algo de grasa y eso evita agregar aceite; luego agrego las cebollas y el pimiento, ambos cortados en brunoire, agregándole una pequeña cantidad de sal entrefina para que la cebolla sude.
    Los tomates, para obtener un plato enteramente natural , deben pelarse y triturarse en la licuadora.
    Un plato tan criollo como este debería obviar al caldo y sustituirlo por un chorro abundante de vino blanco.
    Se debe cocer hasta tanto la salsa quede lo suficientemente espesa para evitar manchas en las prendas que llevamos puestas al momento de ingerir.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *