3 Remedios caseros para tratar el acné

En este caso vamos a mostrarte varios remedios caseros para tratar el acné, ya que este es un problema que afecta a una gran cantidad de jóvenes. De hecho, se estima que es una de las afecciones de la piel más comunes del mundo, la cual afecta a un 85% de las personas en algún momento de su vida.

Mejores remedios caseros para tratar el acné

Hay muchos tratamientos convencionales para el acné, pero estos pueden ser muy costosos e incluso producir efectos secundarios indeseables. Es por ello que en muchos casos se recomienda hacer uso de los remedios caseros para tratar el acné:

Vinagre de manzana

Este producto se elabora por medio de la fermentación de la sidra de manzana y es bastante conocido por su capacidad para combatir muchos tipos de bacterias y virus. Las propiedades de este producto incluyen varios ácidos orgánicos que tienen la capacidad de eliminar las bacterias P. acnes. Por ejemplo, el ácido succínico suprime la inflamación causada por estas bacterias, lo cual a su vez puede prevenir las cicatrices.

Para usarlo hay que mezclar 1 parte de vinagre de manzana y tres partes de agua. Luego hay que aplicarlo sobre la piel lamblia con una bola de algodón, tienes que dejarlo por 5 o 20 segundos, luego enjuaga con agua y seca suavemente. Basta con repetir el mismo proceso 1 o 2 veces por día. Asegúrate de usarlo en pequeñas cantidades y que esté diluido en agua, ya que puede generar quemaduras e irritación.

Mascarilla de miel y canela

La miel y la canela son muy buenos antioxidantes, los cuales aplicados en la piel son mucho más efectivos para reducir el acné. Entonces conviene preparar una mascarilla con estos dos ingredientes. Para ello tienes que tomar 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela para poder formar una pasta.

La mascarilla se tiene que aplicar con la piel limpia y dejar actuar por 10 o 15 minutos, asegurándote de enjuagar por completo al terminar. También tienes que secar suavemente con unos golpecitos.

Aloe Vera

El gel transparente que produce el Aloe vera se puede aplicar en la piel para sanar heridas, tratar quemaduras, combatir la inflamación y otras afecciones en la piel. Para usarlo solo hay que raspar el gel de una planta de aloe vera con una cuchara y aplicarlo directamente en la piel como si se tratara de un humectante. Tienes que repetir el mismo proceso 1 o 2 veces por día.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *